Tortugas de mar

El misterio de los años perdidos de tortugas marinas

Tres especialistas en tortugas marinas de la Universidad de Florida, han hallado esa pista sobre los años perdidos de las tortugas mediante el análisis de los compuestos químicos presentes en su caparazón.
La conclusión es que las tortugas pasan los primeros 3 ó 5 años de su desaparición en mar abierto alimentándose, como carnívoras, de medusas y otras criaturas.
Sólo después de este período es cuando se acercan a la orilla y cambian a una dieta vegetariana, un período de sus vidas, este último, que es cuando han sido observadas y estudiadas la mayoría de veces.

-Éste ha sido un asunto intrigante y difícil de resolver para los biólogos que estudian a las tortugas marinas, pues muchísimos ejemplares de tortugas verdes recién salidos de sus huevos, se adentran en el océano y no sabemos a dónde van-, explica Karen Bjorndal, profesora de zoología y directora del Centro Archie Carr para la Investigación de las Tortugas Marinas de la Universidad de Florida.
Al menos, ahora los científicos saben cuál es su hábitat y su dieta durante esa etapa misteriosa de sus vidas y esto les servirá para saber dónde buscar.

El descubrimiento no es sólo importante porque se trata de una primicia, sino porque puede ayudar en la conservación de estas tortugas, que como todas las tortugas marinas, están en peligro de extinción. “No puedes proteger algo si no sabes dónde está”, enfatiza Bjorndal.

El estudio ha sido conducido por ella, Kimberly Reich y Alan Bolten.

El famoso biólogo Archie Carr analizó por primera vez el misterio de “los años perdidos” de las tortugas marinas en su libro de 1952 “The Handbook of Turtles”.

Para solucionar el problema, Reich, Bjorndal y Bolten, no se dedicaron a rastrear el océano, sino que usaron una técnica que en las últimas dos décadas se ha hecho cada vez más importante en asuntos relacionados con los orígenes ecológicos: el análisis de isótopos estables.

Cuanto más alta es la posición que un animal ocupa en la cadena alimenticia, más isótopos pesados acumula. Como resultado, la técnica, que mide la tasa de isótopos, desde pesados hasta ligeros, puede distinguir entre las muestras de los herbívoros y las de los carnívoros, determinando el lugar que ocupan en la cadena alimenticia.

Las tortugas verdes son las tortugas de caparazón duro más grandes del océano. Fueron ampliamente explotadas para la alimentación por pueblos nativos y, posteriormente, por los exploradores y colonizadores que valoraban al animal por mantenerse vivo y fresco durante meses en los barcos. Aunque fueron de los primeros animales que figuraron en la lista del Acta de Especies Amenazadas en 1973, tanto ellas como sus huevos siguen estando en peligro por la caza constante en muchas de las zonas en las que habitan.

 

4 septiembre 2009 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: